. Viajes El Corte Inglés. Consejos de viaje, cruceros, consejos para cruceristas, guia del crucerista
Guia del Crucerista Viajes El Corte Inglés

OFERTAS DE CRUCEROS AQUÍ

Consejos útiles de viaje

Otros aspectos importantes a bordo de un barco
Un día a bordo de un barco
Información importante para su viaje de obligada lectura
Con objeto de evitar perjuicios y retrasos en el embarque se ruega a los señores pasajeros que en el momento de efectuar la reserva se sirvan facilitar los siguientes datos personales: Nombre y apellidos, lugar y fecha de nacimiento, nacionalidad y número de pasaporte.
En los cruceros no suele limitarse el número de kilogramos por persona. No obstante, tenga en cuenta que todo su equipaje deberá llevarlo consigo, por lo que podría restarle confortabilidad a su camarote. Asimismo, sepa que si efectúa trayectos por vía aérea, habitualmente sólo se permite 20 kgs. por pasajero.
No se admite a bordo ningún tipo de animal, cualquiera que sea el tipo de crucero que usted vaya a realizar.
En los cruceros se recomienda llevar ropa cómoda de sport, tanto para la vida a bordo como para hacer las excursiones. No obstante, durante una gran mayoría de cruceros, tienen lugar al menos dos Cenas de Gala, para los cuales se recomienda una vestimenta un poco más formal, - chaqueta para los caballeros y vestidos para las mujeres -. En estas ocasiones el capitán saluda a todos los pasajeros, y esto implica que sean un poco más protocolarias. Sin embargo, no en todos los barcos existe la costumbre de las cenas de Gala.
En los cruceros por el Mediterráneo y el Caribe conviene llevar ropa ligera y algo de entretiempo para protegerse de los cambios de temperatura y los paseos nocturnos por cubierta. Es aconsejable llevar traje de baño y calzado con suela de goma para acceder a la piscina y a cubierta.
Para los cruceros por el Norte de Europa por ejemplo, se ha de recomendar ropa de entretiempo con alguna prenda de abrigo y gabardina.
Al llegar al puerto de embarque, deberán entregar el equipaje a los maleteros de la Estación Marítima, quienes se encargarán de trasladarlo a bordo. Dicho equipaje deberá estar correctamente identificado con las etiquetas que las compañías navieras entregan a los clientes con su documentación, en las que figurará: el nombre completo, el número de cabina asignada, fecha de navegación, domicilio privado y número de teléfono, entre otros datos. El personal del barco se encarga de subir a las cabinas el equipaje, y cuando los pasajeros accedan al buque, ya lo tendrán dentro de su camarote o en las puertas del mismo.
Mientras tanto, los pasajeros tienen que realizar el check-in y el control de pasaportes en la Estación Marítima - el procedimiento es muy similar al del check-in de un aeropuerto -. En este momento suelen preguntarles cómo van a pagar sus extras en el barco, en metálico o con la tarjeta de crédito. Igualmente les entregarán una tarjeta identificativa que deberán llevar consigo en todo momento.
Una vez hemos pasado los controles de pasaportes - se suele pasar uno al hacer el check-in y otro en la pasarela -, podemos acceder al barco. Normalmente deberemos entregar el pasaporte al Jefe de Sobrecargo, que nos lo devolverá a su debido tiempo (según la compañía, o al final del crucero, o una vez comprobado al principio del mismo).
Éste se inicia a la hora indicada en el folleto, normalmente 2 ó 3 horas antes de la salida del buque. Es muy importante recordar que el barco no espera a los pasajeros. Tengan en cuenta que las horas de embarque indicadas en los itinerarios recogidos en el presente folleto son aproximadas, debiendo ser reconfirmadas a la hora de efectuar su reserva.
Una vez embarcados, les acompaña a su camarote una persona de la tripulación, que les presentará a quien será su camarero/a de camarote, esto es, la persona que estará a su servicio durante toda la travesía.
Dentro del camarote encontrarán numerosos folletos y papeles informativos; el room service, la programación televisiva, fichas para el desayuno en cabina, tarjeta de bienvenida del comandante, el diario de a bordo con las distintas actividades que se pueden realizar, la descripción de excursiones facultativas, etc...
Cuando el barco ha zarpado, la megafonía del buque avisará en diversos idiomas del simulacro de emergencia, de obligada realización por todos los pasajeros. Deberán coger el chaleco salvavidas de su camarote y dirigirse al punto de encuentro asignado, haciendo el recorrido que se debe de seguir en caso de necesidad. Después de este trámite, ya estarán en disposición de disfrutar plenamente de su crucero.
Dentro del barco las actividades son numerosas aunque, obviamente, dependerán del tipo de barco, de la temporada y de la zona en la que opere el crucero. Aún así nadie se aburre en un barco; Ud. encontrará un casino, teatro, discoteca, gimnasio, clases de aeróbic, piscina, karaoke, actividades especiales para niños (e incluso en algunos barcos existe servicio de canguros para cuidarlos), etc...
Cada barco suele contar con un equipo de animadores que se dedica las 24 horas del día al entretenimiento de los clientes, para lo cual realizan numerosas actividades, juegos y concursos. Todas las actividades existentes, los lugares donde se realizan y los horarios de las mismas aparecen publicadas en los folletos informativos que encontramos en nuestro camarote. Aquellas que se realizan un día en concreto figurarán en el diario de a bordo. El pasajero puede participar en todas las actividades previstas a bordo de acuerdo con sus preferencias o aficiones.
Podemos considerar, dentro de las posibles actividades, el salón de belleza, las tiendas, el gimnasio, etc ...
Para ocasiones especiales algunas compañías cuentan con celebraciones privadas: cumpleaños, aniversarios de boda, etc... No debemos olvidar al hacer la reserva avisar a la compañía de este extra.
Otra parte del interés de un crucero son las excursiones facultativas que se pueden realizar en los distintos puertos del itinerario. Cuando el barco atraca, el pasajero puede optar por quedarse en el barco, bajarse al puerto y disfrutar libremente de las horas libres, o bien contratar una excursión facultativa en la Oficina de Excursiones del barco - en caso de no haberla contratado previamente con Viajes El Corte Inglés (ver págs 93-96 y 136-137) -. Durante el crucero, el Director de la Oficina de Excursiones les dará pequeñas conferencias informativas sobre los puertos que se visitarán, para ayudar a los pasajeros a conocer mejor los lugares de interés.
LAS EXCURSIONES FACULTATIVAS QUE OFRECEN LAS CÍAS. NAVIERAS SE CONTRATAN Y PAGAN EN EL BARCO (EXCEPTO LAS DE LA CÍA MSC, QUE PODRÁ RESERVARLAS EN SU DELEGACIÓN DE VIAJES EL CORTE INGLÉS).
En los barcos más sofisticados y modernos las excursiones se pueden contratar a través de la televisión del camarote, o incluso en ordenadores que se encuentran a disposición del cliente en distintas zonas del barco.
En algunos destinos no es posible atracar en puerto (generalmente por el reducido tamaño del mismo). En estos casos, los clientes son transportados mediante lanchas o pequeños transbordadores.
Además de las excursiones convencionales, algunas compañías ofrecen actividades diversas durante las escalas, como clases de submarinismo, clases de golf,... Algunas compañías que operan en el Caribe hacen escala en islas privadas en las que se realizan actividades especiales.
EL TIEMPO DE LAS PARADAS ESTÁ ESTABLECIDO E INDICADO EN EL DIARIO DE A BORDO, Y EN EL TABLÓN DE ANUNCIOS DE LA PASARELA. ES RECOMENDABLE ESTAR AL MENOS MEDIA HORA ANTES DE ZARPAR. SI ALGUIEN SE RETRASA, EL BARCO PARTIRÁ SIN ÉL, Y LOS GASTOS DE REEMBARQUE CORRERÁN A CARGO DEL PASAJERO. Y RECUERDE SIEMPRE LLEVAR CONSIGO SU TARJETA IDENTIFICATIVA, QUE SERÁ NECESARIA PARA EMBARCAR DE NUEVO.
Otro encanto más de los cruceros, son sus comidas. Todos los cruceros son en Pensión Completa (salvo las bebidas en la mayoría de los casos) y esto implica que normalmente las comidas estén muy cuidadas tanto en presentación como en contenido.
Prácticamente en todos los barcos existen 2 turnos de comedor:
- Almuerzo a las 12.00 horas y cena a las 19.00 horas (aprox.).
- Almuerzo a las 13.30 horas y cena a las 20.30 horas (aprox.).
Los turnos de comida implican que se comparta la mesa asignada con los mismos comensales durante todo el crucero, por eso Ud. debe indicar el turno que desea al hacer la reserva, ya que las compañías agrupan a los pasajeros por nacionalidades, para que puedan mantener conversaciones en el mismo idioma, etc... Y si Ud. viaja en pareja y quiere intimidad, pregunte a la compañía al hacer la reserva si cuenta con mesas para dos comensales.
Además del almuerzo y la cena, en el precio suelen estar incluidos los siguientes servicios:
- El desayuno, que se puede tomar en cabina o en los diferentes restaurantes, normalmente de 07.00 a 10.00 hrs.
- Un consomé a media mañana (sobre las 11.00 hrs.)
- El té de media tarde, de 16.30 a 17.00 hrs. aproximadamente
- El famoso Buffet de Media Noche a las 24.00 horas.
Los estrictos horarios de comidas y cenas se van liberalizando cada día más en las diferentes compañías. Actualmente, algunas la posibilidad de elegir cada noche una mesa y el horario para la cena, el restaurante, etc... A esta opción se le denomina "turno libre".
La mayoría de los barcos, disponen de comidas especiales: sin sal, bajas en calorías, Kosher, etc... No hay que olvidarse de informar a la compañía a la hora de hacer la reserva.
También disponen de áreas para fumadores y no fumadores, debiendo comunicar su preferencia al hacer la reserva. Aunque es importante tener en cuenta que cada día más compañías prohíben fumar en los restaurantes, especialmente las americanas.
Las bebidas a bordo son siempre libre de impuestos, siendo su precio inferior que en tierra. Como ya hemos indicado, y salvo excepciones, no están incluidas en el precio del crucero.
En el precio de los cruceros casi TODO está INCLUIDO pero, al igual que ocurre en un hotel, los extras tales como llamadas telefónicas, las bebidas, servicios de masajes, etc... no lo están.
Todos estos extras tienen diferentes formas de pago según las compañías, pero en general en los barcos no se maneja moneda, salvo en el casino y para algunas máquinas recreativas. Un sistema muy extendido es el de la Tarjeta de Crédito de la Compañía, la cuál se entrega con la documentación al comienzo del crucero. En ella se van realizando todos los cargos a bordo. El último día se pasa por caja y se paga todo lo cargado, pudiéndose abonar con una tarjeta de crédito (no de débito) como Visa, American Express, etc... que es la fórmula más usual (se recomienda llevar una), o en metálico, normalmente en dólares.
El pago de propinas a bordo es una tradición en el mundo de los cruceros, con la que se recompensa el trato y servicio dispensado por el personal del barco. Las propinas no suelen estar incluidas en el precio y cada pasajero debe decidir personalmente la cantidad que quiere dar. La costumbre es la siguiente:
- Camarero del comedor: 3,50$ pasajero/día (aprox.)
- Ayudante del camarero: 2,50$ pasajero/día (aprox.)
- Camarero del camarote: 3,50$ pasajero/día (aprox.)
Las propinas se suelen entregar el último día antes de desembarcar; en la mesilla de noche se encontrarán unos sobres con los nombres de los camareros que han atendido SU camarote durante la travesía, donde meteremos la propina, y posteriormente se lo entregaremos en mano a cada uno. En el diario de a bordo, encontraremos las cantidades que la compañía considera más recomendables para entregar. Si queremos saber las propinas antes de partir, las podemos consultar en los folletos de cada compañía. No obstante, cada vez es más común que las compañías navieras carguen una cantidad determinada en la cuenta de a bordo del cliente en concepto de propinas, cantidad que puede ser modificada a criterio del cliente (salvo en aquellas compañías en las que las propinas son obligatorias).
Algunas veces (especialmente en barcos lujosos) las propinas van incluidas en el precio del crucero. En otras ocasiones, el sistema es "sin propinas", lo que significa que el huésped no necesita sentir que las propinas sean obligatorias. Algunas líneas de cruceros ofrecen a los pasajeros la opción de pagar las propinas antes del viaje. En cualquier caso, sobre el importe correspondiente a las propinas no se podrá aplicar ningún descuento.
Esta información la encontrará en el apartado de "Corriente eléctrica" en la ficha técnica de cada uno de los buques seleccionados. Es conveniente, sobre todo en barcos pertenecientes a compañías extranjeras, llevar un adaptador de enchufe porque, si bien en Recepción le pueden proporcionar uno, no siempre hay para todos los pasajeros que lo puedan necesitar.
Para su tranquilidad, utilice las cajas de seguridad a su disposición en todos los buques. Consulte con el personal de a bordo sobre este servicio. En caso de pérdida o sustracción de sus objetos de valor, la Dirección del Crucero no se hace responsable por valores no depositados.
No fume nunca en la cama y apague las colillas en los ceniceros. No tire nunca un cigarrillo encendido por la borda.
En todos los buques se dispone de alguno de estos servicios, por lo que podrá comunicarse con cualquier lugar del mundo durante su viaje. No obstante, antes de solicitarlo al personal de a bordo, pida información de las tarifas, ya que suelen ser de coste elevado.
En la mayoría de los cruceros puede contar con éste servicio. La lista de precios la encontrará, habitualmente, en su camarote o solicitándola al personal de cabina.
La última noche del crucero, los pasajeros serán debidamente informados en el diario de a bordo de todos los detalles para efectuar el desembarque. El equipaje será depositado la noche anterior al desembarque, a la hora indicada, en la puerta del camarote, correctamente identificado con las etiquetas que previamente encontrará el pasajero en su cabina. ¡No se olviden de las propinas!
A la llegada a puerto, los maleteros procederán a llevar el equipaje a la aduana, donde el cliente se hará cargo del mismo.
Otros aspectos importantes a bordo de un barco
Deberán ser abonadas por todos los pasajeros, siempre que no estén incluidas, y aunque en el cuadro de precios figure una nota del tipo "Niños o 3ª/4ª persona gratis". Sobre su importe no podrá aplicarse ningún descuento.
Los itinerarios publicados en el presente folleto son los informados por las distintas compañías navieras en el momento de edición del folleto. Una vez editado éste, se pueden producir modificaciones en los itinerarios y escalas ajenas a Viajes El Corte Inglés. La información definitiva y vinculante será la que figure en la Documentación de Viaje que porten los clientes, que no obstante serán avisados ante cualquier cambio que se pueda producir antes de iniciar el viaje.
Las compañías navieras o armadores de los buques pueden variar el orden de las escalas del crucero, cancelar alguna y modificar el tiempo de estancia en el puerto siempre que razones de causa mayor o suficientes así lo aconsejen.
El comandante del buque esta autorizado a modificar el itinerario del crucero cuando, a su inapelable juicio, lo considere oportuno en interés de los pasajeros y de la seguridad del barco.
La Cía. Naviera se reserva el derecho a cancelar cualquiera de sus salidas por una causa justificada, ofreciendo al cliente una alternativa a su viaje.
Las condiciones de anulación establecidas por la compañías navieras en cruceros son estrictas y varían según las distintas compañías. Rogamos consulten en el momento de efectuar la reserva, ya que los gastos pueden ascender al 100% del importe del viaje.
El espacio de un barco puede dividirse en tres tipos:
- El espacio privado de la tripulación y dos para clientes.
- Las zonas comunes y los camarotes de los clientes.
Los pasajeros casi nunca ven la zona dedicada a la tripulación del barco - suele estar situada en cubiertas por debajo de las de los pasajeros -. Dicho espacio incluye los camarotes de la tripulación, los comedores y lugares de ocio. Otros espacios privados son el puente (desde donde se controla el barco), las cocinas (donde se prepara la comida) y las zonas mecánicas (como la sala de máquinas).
Son aquellas a disposición de los pasajeros. Los más comunes son las siguientes:
- LA ZONA DE RECEPCIÓN: Todos los barcos tienen un área de entrada donde está situada la Oficina de Administración, que es el equivalente directo al mostrador de la Recepción de un hotel (aunque al contrario que en los hoteles, los pasajeros no necesitan pasar por este mostrador para conseguir sus habitaciones). Al lado está, generalmente, la Oficina de Salidas a Tierra o Mostrador de Excursiones, donde los pasajeros pueden preguntar sobre y/o reservar excursiones a los puertos, actividades, etc. En los barcos más modernos, la zona de la recepción puede estar situada en un área multifuncional llamada Atrio.
- EL COMEDOR: Es donde cenan los huéspedes y a menudo también, desayunan y almuerzan. Los grandes barcos suelen tener varios comedores principales.
- ZONAS DE COMEDOR ALTERNATIVAS: Un comedor tipo buffet, más informal, suele prepararse en la cubierta de la piscina, en una o varias de las comidas del día. Los huéspedes pueden comer en el interior o, si hace buen tiempo, al aire libre - esta zona se suele llamar Cubierta Lido o Café -. Algunos barcos tienen, además, otros restaurantes, tales como pizzerías o cafeterías especiales, que están abiertos algunas horas o incluso todo el día. Otros, como pequeños quioscos de comida rápida, suelen estar situados en la cubierta de la piscina.
- LA ZONA DE PISCINA: La mayoría de los barcos actuales tienen una o más piscinas, a veces con jacuzzis. No suelen ser, sin embargo, piscinas muy grandes ya que, como suelen estar situadas en la cubierta superior, una piscina de gran tamaño desestabilizaría el barco. En general , una cubierta con muchas tumbonas y (quizás) mesas rodea la piscina. E incluso puede haber una piscina de poca profundidad para niños. En algunos barcos una claraboya acristalada - llamada a veces magrodome - puede cubrir el área de la piscina; Cuando hace buen tiempo se retira, lo que permite a los pasajeros sentir la fresca brisa marina a cielo abierto, y con tiempo frío o lluvioso, se cierra.
- CLUB DE LA SALUD: La mayoría de los barcos de cruceros actuales ofrecen a los pasajeros una zona donde hacer ejercicio, con un centro de aeróbic, bicicletas estáticas, cintas andadoras y máquinas de pesas. A menudo hay también un centro de estética que ofrece masajes, tratamientos faciales, sauna, piscina de remolinos, aromaterapia y otros servicios afines de belleza y relajación. Los barcos pueden tener igualmente pistas de footing, de baloncesto y de otras actividades deportivas. ¡Algunos barcos tienen incluso muro de escalada y pista de patinaje sobre hielo!
- LA TIENDA DE REGALOS: En algunos barcos es como una pequeña tienda donde comprar cosas variadas. En otros, es algo mayor y ofrece recuerdos, artículos libres de impuestos, camisetas y similares - asociados generalmente al barco -. Algunos buques ofrecen muchos lugares para comprar cosas, al estilo de un pequeño centro comercial, y otros cuentan con tiendas de prestigiosas firmas de ropa y joyería.
- LA GALERÍA FOTOGRÁFICA: En momentos clave y escenas pintorescas, fotógrafos profesionales hacen fotos a los pasajeros a bordo. Los pasajeros pueden comprar las que les gusten a precios razonables. En algunos barcos se pueden comprar carretes fotográficos.
- LA ATENCIÓN MÉDICA: Las leyes marítimas obligan a todo barco que transporte más de cien pasajeros a tener un médico a bordo, generalmente ayudado por uno o más asistentes sanitarios. Estos profesionales de la salud trabajan en un pequeño centro médico a bordo.
- EL CINE-TEATRO: Muchos barcos proyectan películas recientes en su teatro, teatro que suele servir también como lugar de reunión. Los aparatos de video en los camarotes están, sin embargo, eliminando la necesidad de un cine a bordo.
- EL CASINO: Puesto que, generalmente, el juego a bordo es legal, la mayoría de los cruceros tienen casinos donde los pasajeros pueden jugar al blackjack, la ruleta, en máquinas tragaperras y a otro juegos. El casino, bien por razones legales, bien para no hacer la competencia a los de tierra, suele permanecer cerrado cuando el barco está en puerto.
- SALAS DE ESPECTÁCULOS: Es donde se suelen realizar las funciones todas las noches. Por el día, la sala puede quizás utilizarse para reuniones de orientación, conferencias sobre los puertos, juegos (por ejemplo, bingo), proyección de películas y otros actos especiales. La mayoría de los barcos suelen tener, además, otra o varias salas de diversión adicionales, como bares y discotecas.
Un camarote es el equivalente a una habitación de un hotel, pero en un barco. Sin embargo, hay una diferencia primordial: los camarotes de los barcos suelen ser extremadamente compactos. La habitación tipo de un hotel suele tener de 33 a 42 metros cuadrados; Algunos camarotes son tan pequeños como de 10 metros cuadrados y sólo unos pocos sobrepasan los 23 metros cuadrados. Sin embargo, los camarotes son absolutamente funcionales; Los diseñadores de barcos han conseguido crear todo tipo de vitrinas, cajones y estanterías para formar los típicos camarotes de barco, haciéndolos, frecuentemente tan espaciosos como una habitación de hotel el doble de grande.
El camarote o cabina es el lugar donde el pasajero va a pasar el 50% del tiempo, esto implica que han de ser cómodos para que el pasajero se sienta como en casa. En un camarote tipo encontraremos:
- Dos camas bajas individuales, bien paralelas o formando ángulo recto. Las camas pueden juntarse para crear una doble o queen size. Los camarotes mayores incluyen camas de matrimonio, queen o incluso king size. Los camarotes con literas pueden alojar a tres o cuatro pasajeros.
- Una mesilla entre las dos camas o a cada lado.
- Un tocador, generalmente con una silla, con cajones empotrados, vitrinas y similares.
- Un armario.
- Un televisor que transmite programas en directo o diferido de los eventos a bordo del barco, películas, documentales sobre los puertos y transmisiones vía satélite de la programación regular de televisión.
- Amplia iluminación, moqueta y cuantos detalles se asocian con una habitación de hotel.
Existen varios tipos de camarotes, que determinan el precio del crucero:
- INTERIORES: Corresponden normalmente a las categorías inferiores. Al no tener ventanas, utilizan con frecuencia espejos, colores pastel, brillante iluminación o incluso cortinas en falsas ventanas para hacer que las habitaciones parezcan más abiertas (algunos barcos tienen camarotes interiores que dan a un atrio interno). Muchos pasajeros prefieren los camarotes interiores porque son los menos costosos del barco.
- EXTERIORES: Disponen de ojo de buey, ventana o incluso balcón. Puesto que se puede ver el exterior, suelen sentirse como más abiertas. Son ideales para los clientes que se preocupan de sentirse enclaustrados. Los barcos antiguos tienen ojos de buey. Los más modernos tienen ventanas más grandes. Algunos camarotes poseen una puerta corrediza transparente, que ocupa toda la pared, y que da paso a la terraza.
- EXTERIORES CON VISTA OBSTRUIDA: Son aquellas cabinas exteriores que tienen la vista parcial o totalmente limitada por un bote salvavidas o similar.
- SUITES-APARTAMENTOS: Con salón, bañera (en algunos con jacuzzi) y, a veces, una pequeña terraza. Son los alojamientos más caros del barco. Algunos barcos tienen sólo unas pocas, otros todo un piso completo. Según la definición tradicional, una suite debería constar de una sala, un dormitorio y un baño. Eso no es así en un barco. Excepto en los muy grandes - que parecen habitaciones de un lujoso hotel -, las suites típicas de un barco tienen, en el mismo espacio rectangular, una zona de estar y otra de dormir. Las suites suelen alojar a más de dos personas, lo que hace muy populares estos alojamientos entre las familias.
La cubierta o puente también es determinante en el precio; cuanto más alta sea la cubierta más caro será el camarote.
La teoría sobre cuáles son los mejores camarotes por ubicación, es la siguiente: en un camarote se sentirá menos el movimiento del barco, cuanto más en el centro del barco y cuanto más abajo esté situado.
EN CUALQUIER CASO, A LA HORA DE ACCEDER Y DISFRUTAR DE LAS INSTALACIONES Y ACTIVIDADES DEL BARCO, NO SE SUELE HACER DISTINCIÓN ALGUNA ENTRE LOS CLIENTES DE LAS DIFERENTES CABINAS.
Cuando los barcos están en lugares exóticos o aventureros, como la Antártida, quizás haya que montarse en lanchas zodiac para llegar a tierra. En otros lugares, el barco puede ser demasiado grande o tener un calado demasiado profundo como para poder atracar en el muelle, por lo que echará el ancla lejos de la orilla y pequeñas barcas llamadas "tender" llevarán a los pasajeros desde el barco al puerto y viceversa.
Los "temas" añaden un giro interesante a algunos cruceros. Un viaje determinado puede estar enfocado por ejemplo hacia el baloncesto, con figuras de este deporte, de hoy y de ayer, a bordo. Los temas son de lo más variados: gastronomía, jazz, cine, finanzas, astronomía, ...
Las excursiones en tierra raramente van incluidas en el precio del viaje. Tampoco es necesario reservar las excursiones en tierra por medio de la línea del crucero, se pueden reservar en otra compañía cualquiera de las que operan en la costa, alquilar un coche, pasear por los alrededores o hacer simplemente lo que apetezca. Pero recordemos: si la excursión organizada por la línea del crucero tardase en volver, el barco casi con toda seguridad esperará. Si el pasajero va por su cuenta y vuelve tarde, el barco no estará esperándole.
No es inusual que un oficial del barco se siente a la mesa con los pasajeros ocasionalmente. La mesa más prestigiosa en la que uno se puede sentar es, por supuesto, la del capitán (aunque esta costumbre está algo pasada de moda).
Una vez que todos los pasajeros han abandonado el barco, el personal prepara rápidamente el buque para el siguiente crucero y sus pasajeros. Asombrosamente, pueden, en cuestión de horas, "dar la vuelta" al barco.
llll